22 de August de 2019
Foto: Archivo

Las denuncias acerca de la prisión injusta y política del expresidente Luiz Inácio Lula da Silva siguen siendo realizadas en diversas partes del mundo.

En América Latina, decenas de parlamentarios, académicos y personalidades de la escena cultural junto al Partido Peronista de Argentina publicaron un manifiesto denunciando la situación de Lula. Entre los que firman están el candidato a la presidencia de Argentina Alberto Fernández y su compañera de fórmula y expresidente, Cristina Kirchner, y el Premio Nobel de la Paz, Adolfo Pérez Esquivel. Jorge Taiana, exministro de Relaciones Exteriores de Argentina de los gobiernos Néstor y Cristina Kirchner, defendió a Lula por Twitter. En Uruguay, los diputados del Frente Amplio Daniel Caggiani (presidente del Parlamento de Mercosur) y Luis Gallo (integrante del Parlasur) publicaron un vídeo de denuncia respecto a la situación del expresidente. Más allá de los políticos, las asociaciones sindicales, la Confederación de los Trabajadores Municipales de las Américas y la Confederación de los Trabajadores de las Universidades de las Américas publicaron manifiestos en defensa de la libertad de Lula.

En EE.UU, un grupo de parlamentarios del Partido Demócrata envió una misiva al Departamento de Justicia de los Estados Unidos en la que insta aclaraciones acerca del envolvimiento del departamento en procesos judiciales en Brasil que han generado una significativa controversia. El profesor e historiador James Green, de la Universidad de Brown, se ha posicionado públicamente exigiendo la libertad de Lula. Otro intelectual estadounidense que ya ha adherido a la petición para que Lula da Silva salga de la cárcel es el lingüista Noam Chomsky.

En Europa, Judith Kirton-Darling, integrante del Parlamento Europeo por el Partido Laborista británico publicó un mensaje en Twitter diciendo que Lula es inocente. Len McCluskey, secretario general de la mayor organización sindical del Reino Unido y Irlanda también ha usado el Twitter para declarar su solidaridad con Lula. El Partido de la Izquierda Europea (Party of the European Left) divulgó un manifiesto en sus redes sociales solicitando que el expresidente sea liberado. El partido alemán Die-Linke publicó un vídeo en redes sociales en el cual declara su apoyo al movimiento por la libertad de Lula da Silva.

Más allá de estas manifestaciones, ya firmaron la petición por la libertad del expresidente Lula da Silva el ex primer ministro italiano Massimo D’Alema, el exministro de Finanzas de Grecia del gobierno Tsipras, Yanis Varoufakis, el ex secretario general de Amnesty International, Pierré Sané, el líder de la socialdemocracia alemana Martin Schulz y el parlamentario italiano Roberto Gualtieri.

Otras personalidades que firmaron la petición fueron José Graziano, exdirector de la FAO/ONU, Pepe Mujica, expresidente de Uruguay y Ernesto Samper, ex secretario general de UNASUR.

Révision por Cristina Barbosa.