04 de November de 2019
Foto: Ricardo Stuckert

El expresidente brasileño Luiz Inácio Lula da Silva, quien cumple hoy 576 días de prisión política, es un trofeo ilegítimo que la operación anticorrupción Lava Jato declina devolver.

Así lo afirmó el abogado Cristiano Zanin Martins, quien forma parte de la defensa del exdirigente obrero, durante una entrevista con el portal de noticias UOL, reproducida por otros medios periodísticos.

Detalló que ‘dentro del proceso legal adecuado, de la buena aplicación de las leyes, Lava Jato nunca podría haber obtenido este trofeo’.

Para Zanin Martins, ‘intereses políticos y geopolíticos’ están implicados en la condena del fundador del Partido de los Trabajadores, quien se convirtió en un ‘trofeo ilegítimo’ de la Lava Jato.

El jurista explicó que ‘los intereses políticos porque las demandas abiertas contra el expresidente buscaban impedir que compitiera en el escenario político. Esto sucedió. Se le impidió presentarse a las elecciones presidenciales de 2018’.

Respecto al aspecto geopolítico, apuntó, ‘está clara la presencia de intereses estadounidenses en Brasil, especialmente en relación con el pre-sal (área de reservas de petróleo por debajo de una profunda camada de sal’.

Insistió en que al final hay un esfuerzo permanente para tratar de imponer nueva violencia legal al exmandatario.

Zanin Martins consideró que las acusaciones contra Lula forman parte de una persecución política a través del ‘uso perverso de las leyes’ y pretenden destruir el legado que dejó al país.

Admitió que la prioridad ahora es el juicio de hábeas corpus por parte del Tribunal Supremo Federal sobre la sospecha en su desempeño parcial del exjuez y ministro de Justicia, Sérgio Moro.

‘Esta es una acción extremadamente importante para el expresidente porque está buscando una declaración de nulidad de sus casos y la restauración de su libertad. También es una prueba simbólica para el restablecimiento de la plenitud del Estado de Derecho’, subrayó el letrado.

Prensa Latina