23 de August de 2019

Han pasado 500 días desde que el ex-presidente Lula fue encarcelado injustamente, debido a un burdo montaje llevado a cabo por el ex juez Sergio Moro, con el visto bueno de Bolsonaro y de Estados Unidos.

Cada día está más claro que el encarcelamiento de Lula ha sido fruto de una operación política orquestada por los poderes fácticos y la derecha que desde un primer momento han tratado de impedir a Lula la posibilidad de ser candidato a la Presidencia de la República y de excluirlo de toda actividad política.

Lula es un preso político.

Son muy claras las últimas revelaciones expuestas por la revista electrónica “The Intercept” sobre la operación Lava Jato, por la que Lula está en prisión. Revelaciones que han demostrado que esta operación sin pruebas ha sido solo un pretexto para encarcelar al ex mandatario brasileño.

Sin embargo, las continuas movilizaciones que se llevan a cabo por su libertad en Brasil y en el resto del planeta, demuestran la enorme popularidad de Lula, a pesar de la voluntad de la extrema derecha brasileña de desmovilizar a la población y limitar las pocas visitas familiares a las que el ex-presidente tiene derecho.

El Partido de la Izquierda Europea (PIE) reitera su condena al encarcelamiento de Lula, llama a la movilización en toda Europa, solicita un pronunciamiento internacional y vuelve a exigir la puesta en libertad del ex Presidente brasileño.

LULA LIVRE !


Bruselas 20-8-2019

Acceda aquí al documento original.