04 de March de 2019

Ler em português | Read in English

Estimado Secretario Pompeo:

Estamos escribiendo para enfatizar públicamente la importancia de defender los derechos humanos del pueblo brasileño. Desde la elección del candidato de extrema derecha Jair Bolsonaro como presidente, estamos particularmente alarmados por la amenaza que la agenda de Bolsonaro representa para la comunidad LGBTQ + y otras comunidades minoritarias, mujeres, activistas laborales y disidentes políticos en Brasil. Estamos profundamente preocupados porque, al atacar derechos políticos y sociales duramente conquistados, Bolsonaro esté poniendo en peligro el futuro democrático de Brasil a largo plazo.

Como una democracia aún en desarrollo, el Brasil debe ser particularmente vigilante en la protección de sus instituciones y en la garantía de la separación de poderes en el país. Incluso antes de que Bolsonaro tomara posesión, las tendencias regresivas que presionaban contra la democracia de Brasil eran claras. Debería preocupar a todos aquellos que están comprometidos con la democracia brasileña el que Bolsonaro haya sido elegido después de que el ex presidente Luiz Inacio Lula da Silva-ampliamente reconocido como el líder político más popular en Brasil- fuera impedido de competir, en circunstancias polémicas que ponen en riesgo el derecho del pueblo de Brasil de elegir libremente a su presidente.

Aunque las elecciones de octubre de 2018 han colocado a Bolsonaro en la Presidencia, creemos que aquellos de nosotros que representan a Estados Unidos deben dejar claro que el discurso y las acciones que aumentan la división, el odio y la exclusión amenazan la democracia y sus instituciones vitales. Estamos particularmente alarmados por el impacto que Bolsonaro, que se describió como “homofóbico” -y muy orgulloso de ello”, quien además ha hecho afirmaciones odiosas contra individuos LGBTQ + a lo largo de su carrera política, tendrá sobre la comunidad LGBTQ+ y disidentes políticos. En una señal clara del peligro enfrentado por la comunidad brasileña LGBTQ+ y disidentes políticos, el primer miembro abiertamente gay del Congreso Nacional de Brasil, Jean Wyllys, anunció recientemente que renunciaría a su posición y dejaría Brasil debido a los temores por su seguridad, en medio de la creciente violencia y la intimidación contra los individuos LGBTQ +.

En las semanas que siguieron a la toma de posesión de Bolsonaro, ya comenzó a minar los derechos de los individuos LGBTQ+ y miembros de otras comunidades minoritarias. El primer día en la Presidencia, firmó decretos retirando los derechos LGBTQ+ del estatuto de derechos humanos protegidos, a la vez que redujo las protecciones a la tierra de las comunidades indígenas y descendientes de esclavos. La decisión de Bolsonaro de transferir el poder de reglamentar y crear reservas indígenas para el Ministerio de Agricultura, junto con otras políticas que señalan su intención de buscar agresivamente la deforestación en la Amazonia, despertó profunda preocupación entre los defensores de los derechos indígenas y la protección del medio ambiente, en Brasil y en el mundo.

También estamos preocupados por los derechos de las mujeres siendo violados por el gobierno de Bolsonaro. La alta tasa de homicidios y otras formas de violencia contra las mujeres en Brasil está bien documentada, y el historial de declaraciones violentas y machistas de Bolsonaro contra las mujeres es extenso. La retórica degradante y deshumanizante de Bolsonaro, combinada con acciones como la firma de un decreto que amplía significativamente el acceso a armas, sugiere que el abuso doméstico y otras formas de violencia contra las mujeres no serán una prioridad para su gobierno. Recientemente, el gobierno de Bolsonaro anunció que quitaría las referencias al feminismo y a la violencia contra las mujeres de los libros escolares de las escuelas públicas, además de las referencias relacionadas a la comunidad LGBTQ+.

Los derechos de los trabajadores y aquéllos que los defienden también están en peligro desde que el gobierno Bolsonaro eliminó el Ministerio de Trabajo de Brasil, con las responsabilidades anteriormente consagradas en el Ministerio de Trabajo ahora divididas entre tres ministerios distintos. El Ministerio de Justicia – normalmente dirigido a actividades delictivas – recibió la autoridad de conceder o negar derechos de representación legal a los sindicatos, en un proceso cada vez más politizado, capaz de estigmatizar y reducir la actividad sindical vital y legítima.

Bolsonaro também demonstrou uma clara hostilidade à própria democracia. Ele expressou sua admiração peladitadura militar que governou o Brasil de 1964 a 1985, elogiou a tortura e prometeu designar dissidentes como inimigos internos e membros de organizações terroristas. Em uma passeata, uma semana antes de sua eleição, Bolsonaro prometeu levar a cabo seus opositores políticos em “uma limpeza nunca vista antes na história do Brasil”, sugerindo que adversários políticos como o candidato presidencial rival de 2018, Fernando Haddad, do Partido dos Trabalhadores, poderia ser preso ou enfrentar a violência.

Estamos profundamente decepcionados pelo fato de que, longe de expressar a preocupação dos Estados Unidos com a defesa dos direitos humanos no Brasil, o governo fez declarações públicas elogiando Bolsonaro.

Bolsonaro también demostró una clara hostilidad a la propia democracia. Él expresó su admiración por la dictadura militar que gobernó Brasil desde 1964 a 1985, elogió la tortura y prometió designar disidentes como enemigos internos y miembros de organizaciones terroristas. En una marcha, una semana antes de su elección, Bolsonaro prometió deshacerse de sus opositores políticos, en “una limpieza nunca vista antes en la historia de Brasil”, sugiriendo que adversarios políticos como el candidato presidencial rival de 2018, Fernando Haddad, Trabajadores, podría ser arrestado o enfrentarse a la violencia.
Estamos profundamente decepcionados por el hecho de que, lejos de expresar la preocupación de Estados Unidos con la defensa de los derechos humanos en Brasil, el gobierno hizo declaraciones públicas alabando a Bolsonaro.

Como miembros do Congresso, pretendemos continuar acompañando de cerca esa situación a medida que se desenvuelve. Como el principal diplomático de nuestro país, cabe a usted representar los valores más elevados de la nación, defendendo los derechos fundamentales y la dignidad de todas las personas en el Brasil.

Sinceramente,

Susan Wild, Ro Khanna, Alen Lowenthal, James P. McGovern, Raúl M. Grijalva, Mark Pocan, Jamie Raskin, Charlie Crist, Ilhan Omar, Deb Haaland, Brian Higgins, José Serrano, Adriano Espaillat, Chris Pappas, Angie Craig, Bobby Rush, Barbara Lee, Frank Pallone, Jr., Eleanor Holmes Norton, Rosa Delauro, Jan Schakowsky, Steve Cohen, Henry “Hank” Johnson Jr., Andy Levin, Alexandria Ocasio-Cortez, Matt Cartwright, Peter Welch, Pramila Jayapal, Jesus “Chuy” Garcia, Ruben Gallego

Lea aquí el documento original.