Ler em português | Read in English | Lire en français

Querido amigo Fernando Haddad,

Tú sabes cuánto te admiro como ser humano, por tu coraje, inteligencia y dedicación al pueblo brasileño. Juntos, hemos podido hacer muchas cosas por nuestro país, principalmente por la educación de los niños, niñas y jóvenes. Ofrecimos oportunidades a millones, gracias al ProUni, al sistema de cupos, a las nuevas universidades y escuelas técnicas federales, a la valorización de los docentes, cuando fuiste mi ministro de Educación.

Me llenan de orgullo nuestra amistad y nuestra alianza.

Hoy te estoy transmitiendo a ti la inmensa responsabilidad de retomar el proceso de transformación de Brasil, en beneficio del pueblo, que iniciamos en nuestro gobierno. Tú sabes que no será fácil corregir todo el mal que le han hecho a nuestro país en los dos últimos años. Será necesario trabajar día y noche, dialogar con la sociedad, saber escuchar y saber actuar.

Tú tienes la experiencia suficiente para enfrentar estos desafíos. Tú tienes el apoyo del PT y de nuestros aliados. Tienes el Plan de Gobierno que hemos elaborado para sacar al país de la crisis. Y siempre podrás contar conmigo.

Tú vas a recorrer Brasil como yo lo recorrí. Vas a mirar a los ojos a las personas y ver lo que yo vi: las ganas de cambiar, de volver a soñar y realizar sueños, como ya lo hicimos una vez. Tú me vas a representar en esta marcha de regreso a la Presidencia, para realizar nuevamente el gobierno del pueblo y de la esperanza.

Lo importante es pensar en el pueblo en primer lugar, sobre todo en las personas que más necesitan apoyo para conquistar una vida mejor.

Todo lo que te pido, querido amigo, es que cuides con mucho cariño a las personas, como yo quisiera estar cuidándolas.

Que Dios te ilumine en esta caminata.

Vayamos juntos hasta la victoria.

Luiz Inácio Lula da Silva

Share This