Ler em português | Read in English | Lire en français

La sentencia condenatoria contra el ex presidente Luiz Inácio Lula da Silva, del Partido de los Trabajadores (PT) proferida por la jueza de primera instancia Gabriela Hardt, sustituta de Sergio Moro en la [Operación] Lava Jato de Curitiba, generó la reacción inmediata de los abogados involucrados en la defensa judicial del petista.

Desde el punto de vista jurídico, el principal alegato de la defensa de Lula es de que la sentencia está basada fundamentalmente en las declaraciones del contratista Leo Pinheiro de la OAS, mientras que los tribunales superiores vienen consolidando la jurisprudencia de que testimonios obtenidos a través de delaciones premiadas no son suficientes para una condena criminal.

“No hay ninguna prueba. La reforma no fue hecha bajo su responsabilidad. El objetivo es hacer que Lula siga preso”, afirmó Manoel Caetano, abogado de Lula en Curitiba, a la TV 247.

Eugenio Aragão, ex ministro de la Justicia que coopera con la defensa del ex presidente afirmó, en el mismo medio de comunicación, que el caso de Lula difícilmente tendrá un final positivo para el ex presidente en la esfera del Poder Judicial, justamente por el hecho de que los procesos han sido utilizados políticamente contra el.

“Un resultado favorable del caso Lula será político, no judicial. La acusación y la condena contra el son políticas. No necesariamente partidarios, pero forman parte de un proyecto corporativo [del Ministerio Público y del Poder Judicial]”, explicó.

Protestas
Después de la divulgación del resultado de la sentencia de la jueza Gabriela Hardt, de la 13ª Sala Federal, en el caso del Sítio [casa de campo] de Atibaia, condenando al ex presidente Luiz Inácio Lula da Silva a 12 años y 11 meses adicionales de prisión, la revuelta se apoderó del corazón de muchos brasileños, tanto por las inconsistencias del caso, como por el carácter evidentemente político de la condena.

Por eso, diversos actos están siendo organizados en varias ciudades brasileñas, como Porto Alegre, São Paulo, Curitiba y Cuiabá. Como la organización se da en tiempo real, en muchos lugares aún no están confirmados. Por eso, vamos a actualizar la lista de localidades a lo largo del día.

Brasil de Fato | Edición: Mauro Ramos y Aline Scátola | Traducción: Pilar Troya | Foto: Sergio Lima, AFP

Share This